Blogia
Indarki

Ejemplo de conflicto por la (des)participación ciudadana

Hace tiempo anuncié que el sector energético se enfrenta a un reto adicional a los que suelen mencionarse en los círculos empresariales y políticos: cómo canalizar la participación ciudadana en las decisiones energéticas.

Hoy he leído una "denuncia" de Ecologistas en Acción en Álava. Lo pongo entrecomillado porque realmente no hay nada ilegal en lo que se denuncia, pero representa un caso claro de diferencia entre el binomio voluntad de participación+capacidad de movilización y los mecanismos legales existentes.

Este caso es muy simple. Hay un mecanismo legal de participación que es la información pública: la información sobre el proyecto se expone para que cualquiera que quiera alegar durante un tiempo que suele ser de 20 días hábiles (no se cuentan los domingos ni festivos) o 1 mes entero (según la ley sectorial y/o ambiental que aplique). Sin embargo, justo antes de las vacaciones navideñas inició el plazo de información pública de muchos proyectos de importancia así que los hipotéticos alegantes (en especial las asociaciones ecologistas) no han tenido tiempo para estudiar los proyectos (acumulación de proyectos y fechas complicadas). ¿Es legal? Sí ¿Es ético? Seguramente no... se desvirtúa la intención de este proceso.

De todas formas, antes de cargar las tintas contra la administración, decir que los procedimientos llevan sus tiempos y, evidentemente, si se puede exponer a información pública, mejor antes que después. A lo mejor, dio la casualidad (maldita casualidad, por supuesto) de que coincidiera durante las Navidades. Ya son lentos los plazos administrativos y estas se suelen parar lo suficiente en épocas vacacionales como para que encima, vaya y se pare algo que no requiere trabajo por parte de la administración, que es el hecho de que pase el tiempo.

Y es posible, que sin pensar en esa función de "participación ciudadana", expusieron a información pública todo junto por comodidad, no por "ocultar" con sobre-información. Y puestos a buscar mala intención, quizás las propias empresas han sido las que han buscado que los tiempos coincidan.

Ecologistas en Acción tiene bastante razón cuando dice que "la participación social en procesos ambientales es una herramienta vital para una sociedad más implicada y concienciada, y es por ello que desde Ekologistak Martxan Araba solicitamos que estos procesos participativos tengan carácter vinculante y se facilite la participación". Pero la participación ciudadana no puede constituir un freno en unos trámites administrativos ya demasiado lentos, así que habría que cuestionarse, de ese párrafo, qué significa "vinculante" y si somos conscientes de lo que podría implicar a iniciativas empresariales legítimas. Recuerdo que la mayoría de las personas trabajamos en un empresa.

Y aquí está el reto al que yo me refería... ¿cómo establecer procesos participativos en decisiones energéticas que supongan un desarrollo propio y razonable sin que inmovilice cualquier iniciativa empresarial o industrial legítima y razonable?

Hasta la fecha, nadie asume el reto y esto parece un diálogo de sordos; unos diciendo que hay que parar todo hasta que todo el mundo opine o ante la menor duda de sospecha de daño ambiental aunque no esté debidamente acreditada o sea minúscula y otros queriendo que se opinen lo menos posible y asumiendo que la ciudadanía sólo tiene que consumir. No debería ser así. ¿Quizás aquí podría entrar el neoecologismo (y 2)?

Algunas (auto)referencias:

Los retos energéticos para el sector eléctrico

Soberanía energética

Energía y participación ciudadana

Energía y desarrollo: la información para la participación

Más sobre participación ciudadana: la Y vasca

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres