Blogia
Indarki

Endesa y Huelva

Aunque no sea una historia que haya tenido repercusión nacional, me voy a hacer eco de ella porque la he vivido de cerca:
Endesa pretendía hacer una central de ciclo combinado en Huelva y sustituir los dos grupos de fuel que tiene allí, más contaminantes y a los que le quedan pocos años de vida útil. La parcela está en una zona industrial, llamada "Puerto Interior" (industria química básica) muy cercana a la ciudad de Huelva y junto a la Ría. Digamos que sería una zona muy chula si no fuese porque está llena de industria. El caso es que es la sustitución de un par de grupos de generación por otro, de potencia similar, pero mucho más eficiente y con menor impacto ambiental, así que tenía "casi" todas las bendiciones administrativas.

He dicho "casi" porque hay una plataforma llamada "la mesa de la ría" integrada por asociaciones vecinales, ecologistas, algunos grupos políticos y sobre todo, el colegio de arquitectos que tenía "ciertos" reparos. En el año 1991 se firmó un acuerdo para la descontaminación de la Ría de Huelva entre estas asociaciones, el Ayuntamiento y las empresas emplazadas en el puerto interior, con la intención de intentar recuperar esa zona para la ciudad. De tal forma, que no se autorizaría la implantación de más industrias pero no se pondrían inconvenientes para la mejora o ampliación de las existentes.

El caso es que en el momento de dar la licencia de obras este año, el Ayuntamiento la ha denegado (teniendo todos los papeles de los ministerios y con las máquinas a punto de entrar) y se montó el follón:
Por un lado todos los de la mesa de la ría, con los intereses de cada parte, ya sean urbanísticos (sería una estupenda zona de desarrollo urbanístico para una Huelva mucho más habitable) o ambientales (Ya que, independiente de que la nueva central era menos contaminante, la vieja tenía los días contados)
Por el otro lado, Endesa, la Asociación de Industrias Químicas y Básicas de Huelva (en defensa de uno de sus asociados), el resto de las empresas del polígono y sindicatos, alegando que se dejaba al resto de las empresas en unas situación de incertidumbre ante inversiones y por lo tanto en duda puestos de trabajo.

La razón que argumentaba el Ayuntamiento es clara: era una nueva central y por lo tanto iba en contra de los acuerdos por la descontaminación de la Ría de Huelva. La razón que argumentaba Endesa: la actividad es la misma, se sustituye el proceso antiguo por otro más eficiente. Hay otra cuestión legal de fondo: por mucho que hubo un acuerdo, este no se plasmó en el Plan General de Ordenación Urbana, por lo que algunos dicen que aunque pudiera estar violando el acuerdo con la Mesa de la Ria, juridicamente no se le puede denegar. Para aquellos que no lo sepan, el Ayuntamiento sólo puede denegar licencias si las obras están en contra del planeamiento.

Hubo manifestaciones, tanto a favor como en contra y el Ayuntamiento (del PP) en el centro de la polémica; aplaudido por Izquierda Unida y criticado por el PSOE (que no se posicionaba claramente ni a favor ni en contra) por no haber intentado llegar a una solución dialogada antes de denegar la licencia y crear este follón. Y mientras, Endesa perdiendo dinero por lucro cesante, almacenaje de la maquinaria, desmovilización de personal...

Endesa recurrió, por supuesto, y parece que la solución definitiva llegará en uno o dos años -si no hay recursos y contrarrecursos-, pero mientras tanto han sucedido un par de cosas importantes:

La primera, que el Ayuntamiento firmó la paz social con las empresas de la zona (y no se citaba a Endesa en ese acuerdo) para garantizar la continuidad de la industria y los puestos de trabajo. De esta forma, ya no había presión social empujando en favor de Endesa y parecía que esta empresa se quedaba sola.

La segunda, se dio a la luz ayer: Endesa había presentado un escrito al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía para que dejase en suspenso la denegación de licencia mientras se resuelve el fondo de la cuestión alegando razones de interés general y déficit de generación en la zona.

El TSJA se lo ha concedido, de tal forma que hoy mismo Endesa puede construir la central con la única condición de que deposite un aval de 6 millones de euros que se utilizarían en el caso de que se fallara en contra de Endesa y se tuviese que demoler la central... La pelota está en el tejado de Endesa ¿se arriesgaran a empezar las obras con el fantasma de que tengan que demolerlo después? ¿Están verdaderamente seguros de que tienen razón? ¿se atreverá un juez a dictar la demolición de una central ya construida y en operación? ¿Si le dan la razón a Endesa, reclamará daños y perjuicios al Ayuntamiento?

Parece que Endesa va a empezar las obras de inmediato... veremos lo que depara el futuro. Según mi humilde opinión, creo que tienen más fundamento jurídico los argumentos de Endesa que los del Ayuntamiento y ahora el tiempo corre a favor de Endesa así que en estos momentos el viento está de su lado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

indarki -

Pues alguna vuelta sí que he dado por la zona, ya que estuve trabajando por la zona.

El problema no es tanto de la propia central, sino del conjunto de todo el polígono, en mi opinión. Al final es el eterno problema de conjugar la riqueza económica con la riqueza ambiental, con el problema adicional de que tienes una "hipotéca histórica".

De todas formas, no te agobies por el SO2 y el arsénico del ciclo combinado, ya que no los produce. El O3, al ser un contaminante secundario, no tiene incidencia en la capital, sino unos cuantos kilómetros más lejos, y de forma más diluida. El único problema (CO2 aparte, por supuesto), sería el NOx, pero las emisiones suelen ser muy reducidas, por lo que, más que un problema de la central es más bien un problema del conjunto: la suma del NOx de la central, más la de los coches, más el resto de industrias...

En cualquier caso, recuerdo una de las primeras frases de mi artículo que, en cierta forma, te da la razón: "sería una zona muy chula si no fuese porque está llena de industria". Resulta muy llamativo que casi todas las zonas, a las afueras de la ciudad, que no son zona industrial, están ambientalmente protegidas... ¿Cómo han dejado hacer industria al lado de un paraje natural? La historia ha sido al revés. Mucho antes de proteger esa zona se empezó a localizar la industria. Desde hace unos años, con la preocupación ambiental, se han dedicado a proteger lo que quedaba... y así ha quedado: un paraje natural y una refinería separados por una valla.

como se nota... -

Como se nota que no vives a 800 metros de una central térmica. No te imagino paseando a tú perro con tú mujer e hijos,camino de la estaua a Colón, mostrándoles a un lado lo bello del atardecer en la ría, y a otro los mejores fundamentos jurídicos que según entu humilde opinión presenta endesa. Claro que a lo mejor prefieres explicarles en el paseo de vuelta a casa los fundamentos por los cuales se repira un aire cargado de SO2, Arsénico, NOx, O3 entre otros.
Pero para que aburrirlos...no crees.
Hablando de aburrimiento...ME ABURRES PROFUNDAMENTE!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres