Blogia
Indarki

Empresas

Los retos ambientales del año 2005

Como decían ayer en la revista "Dinero", el sector energético no gana para sustos.Si en 2003 estuvo marcado por el final del proceso de liberalización de la industria eléctrica, el pasado año pasará a sus anales por el reparto de los derechos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) equivalente. Uno y otro debate al final derivan en posibles repercusiones en la tarifa eléctrica.

Los principales hitos de este año son la entrada del comercio de emisiones (con el comienzo del año) y la entrada en vigor del protocolo de Kioto (el 16 de febrero) tras haber sido ratificado, el año pasado, por Rusia.

Como sabéis, el comercio de emisiones es uno de los mecanismos permitidos por Kioto para flexivilizar-conseguir los objetivos marcados en el protocolo y Europa no ha querido esperar a su aplicación. Para ello, cada país tuvo que hacer su Plan Nacional de Asignación de emisiones (PNA) y el de España fue aprobado recientemente por la comisión con una pega: tiene que incluir todas las instalaciones energéticas de más de 20 MW, por lo que la lista se debe ampliar.

En cualquier caso, el comercio de emisiones ha empezado y nadie sabe cómo va a evolucionar, ya sea en la actividad industrial, como en su funcionamiento y en las repercusiones socio-económicas. Por de pronto, parece que el precio de la tonelada de CO2 está en el entorno de los 8.50 euros, por lo que algunas empresas ya están haciendo números. Como ya he contado, el objetivo es que los costes ambientales (en este caso, el cambio climático) se internalice en los costes de operación de una instalación.

Es, sin duda, una gran oportunidad para plantear un cambio energético. Es deber de las empresas y de la administración afrontarlo con valentía y decisión. Sin miedo, pero con responsabilidad. Pero también es deber de la población que asumamos este nuevo panorama con un poco de sensatez, porque igual llegamos a la conclusión, cuando hagamos cuentas de los costes ambientales, de que la electricidad es demasiado barata y claro, todos somos muy ecológicos, queremos mucha energía renovable y pocas centrales térmicas hasta que nos tocan el bolsillo. Procuremos no ser hipócritas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Cóctel de la actualidad

Llevamos una temporada que las noticias sobre el sector energético circulan entorno a lo mismo. Quizás aparentemente no tengan nada que ver, pero al final confluyen todo en lo mismo: el dinero.

Las noticias que más se oyen últimamente: los cortes de luz, el plan nacional de asignación de emisiones (PNA), la energía nucleal, el precio del petróleo, el Libro Blanco sobre la reforma del sector eléctrico... ¿alguna cosilla más?

No tengo claro a qué se deben los cortes de luz. Entre las razones podemos encontrar la casualidad (puede ser lógico que haya alguno de vez en cuando pero ¿tantos seguidos?), la falta de inversión por parte de las empresas en la red de distribución o la configuración de la red de transporte que no consigue distribuir adecuadamente la generación y por lo tanto hay limitaciones en ciertas zonas. Lo que parece que está claro que no es un problema de generación, gracias a las nuevas centrales que se han construido últimamente (algunas de ellas, sin suficientes autorizaciones, con el beneplácito de la administración)

El problema de los cortes nos ha llevado a que las autonomías propongan que una parte de la recaudación de la tarifa esté gestionada por ellos, para garantizar que las empresas invierten lo que deben en la red de distribución. No es del todo descabellado, ya que son las autonomías las que autorizan y controlan, desde el punto de vista técnico, esta red. De esta forma se podría asociar el control técnico con el control inversor. De esta forma, nos metemos de lleno el debate de la reforma de la tarifa (traducido al idioma más rimbombante: el Libro Blanco) y se habre la veda.

Llegados a este punto entra el PNA... que si el comercio de emisiones va a suponer un gasto adicional que no estaba contemplado y por lo tanto, hay que subir las tarifas... que si Kioto no va a suponer un aumento de los costes de generación, bla, bla, bla.

Lo cierto es que el PNA está defenestrando una parte de la generación del carbón, lo que perjudica a quienes tenga inversiones en ese sector (especialmente, Endesa y la industria Minera), con las implicaciones sociales que conlleva; sindicatos mineros ya se han quejado por el PNA, lo mismo que algún gobierno autonómico. Y la generación con carbón es más barata que el gas natural, especialmente, al nivel actual del precio del petróleo.

Consecuencia: resurgimiento de la energía nuclear. Los defensores de las centrales nucleares esgrimen que es barata, segura (tanto medioambiental como para la calidad del suministro) y no tiene emisiones de efecto invernadero.

En definitiva ¿un lío, no? Veremos cómo va evolucionando la actualidad.

Más sobre la crisis energética

Como continuación del debate del fin de la era del petróleo, hoy he leído en Crisis Energética que Simons & Company International a puesto a disposición pública una presentación, resumen de una conferencia celebrada el día 10 de noviembre en Stanford.

Según lo que nos resumen los chicos de Crisis Energética, parece que las perspectivas no son muy alagüeñas: "Para Simmons la producción de petróleo mundial exceptuando a la OPEP y la antigua Unión Soviética ha llegado a su cenit. Simmons muestra un escenario en el que la creciente demanda energética provoca que no haya apenas capacidad extra de producción, y donde las nuevas fuentes energéticas tampoco serán capaces de afrontar la demanda y urge a buscar soluciones al problema ya que de lo contrario "el mundo será un lugar más sombrio".

No conozco la orientación política-estratégica de la empresa en cuestión, ni sus intereses. Así que simplemente, os hago referencia a la reseña y omito hacer cualquier valoración."

La campaña del IDAE

Me alegra decir que por fin he visto una campaña institucional que nos anima a ahorrar energía. Y ha sido, cómo no, de la mano del IDAE. Supongo que hemos tenido que darnos de morros con el protocolo de Kioto para que los responsables políticos de este país se tomen en serio el peligro de una sociedad absolútamente energívora. Igualmente supongo que habrán dado el impulso (léase: "dinero") necesario para que el IDAE desarrolle unas iniciativas que están enfocadas a un público mucho más amplio. Esperemos que no se cumpla eso de "el que mucho abarca, poco aprieta", porque en mi opinión, el trabajo que ha llevado a cabo el IDAE ha sido muy bueno y ha sido el único organismo que ha sabido, con seriedad, mantener viva la llama del ahorro, la eficiencia y la diversificación energética.

El libro blanco y la reforma del sector eléctrico

Menudo lío. Si recuperas la memoria y piensas en las noticias que han salido, uno empieza a tener muy claras las cosas o, todo lo contrario.

En fin, me explicaré. Resulta que en años pretéritos, se impulsó una política liberalizadora del sector eléctrico, cuyo hito más importante fue la Ley del Sector Eléctrico del año 1997. Uno de los argumentos que nos esgrimieron, erróneamente según mi parecer, para que la opinión pública no pusiera muchas pegas es que con la liberalización vendría la competencia y por lo tanto la bajada de precios. Bueno, pues esto era cierto en parte, porque todo apunta a que nuestra electricidad es bastante barata a la vista de las perspectivas actuales (inversión en infraestructuras, subida del petróleo, mejora medioambiental).

El caso es que se liberalizó pero se mantuvo un plazo de transición en el cual los clientes, podían elegir entre ir al mercado liberalizado o acogerse a la tarifa fijada por el gobierno. El tiempo ha demostrado que las eléctricas no tenían mucho margen para bajar los precios (dentro de los márgenes típicos de un negocio, que las eléctricas no tienen por que dar la energía a precio de coste), así que su estrategia era intentar que el gobierno permitiera subir más las tarifas. Y el gobierno, finalmente cedió, y lo vendió diciendo que la electricidad sólo iba a subir un 2%, por debajo del IPC. ¡Todo un logro! Esta paz ha durado poco, ya que con la entrada de Kioto, la patronal eléctrica, UNESA, ya se ha puesto a reclamar subidas del 6% para asumir los costes de este nuevo factor que no estaba considerado.

Dijo un político norteamericano que cuando quería solucionar un problema, nombraba a un responsable y si lo quería enterrar, nombraba a una comisión. Yo no sé cuál es este caso, pero el ministro de industria, José Montilla, anunció que iba a nombrar a un grupo de expertos (¿será esto una comisión?) para elaborar el un Libro Blanco sobre la reforma del sector eléctrico (más bien, sobre la reforma de las tarifas) y a nombrado a una persona (¿será el responsable necesario para solucionar el problema?) que dirigirá este grupo de gente: Ignacio Pérez Arriaga, que es ingeniero industrial, doctor en ingeniería eléctrica y ex-consejero de la Comisión Nacional de la Energía.

Sacando a relucir a la CNE, parece que cuando José Montilla anunció lo del Libro Blanco, este organismo no se lo tomó muy bien, por ¿para qué están ellos, si no es para hacer recomendacios y propuestas? No sé si al final se habrán calmado los ánimos al nombrar como director del grupo a un ex-CNE.

¿Más cosas? Por supuesto, desde Unión Fenosa (tercera eléctrica del país y muy implantada en Galicia), se ha prupuesto que la nueva regulación sea favorable a las regiones que, como Galicia, sean muy dispersas, y por lo tanto más costosas en infraestructuras de distribución. Desde el gobierno creo que no se les ha hecho mucho caso. Tampoco se les ha hecho mucho caso a las reclamaciones de UNESA de subidas del 6%, que para Montilla es una subida desmesurada.

En definitiva, tenemos polémica para rato, veremos cuánto nos suben la tarifa. Otro día os contaré mi opinión revolucionaria sobre todo esto de las tarifas.

Entrevista al Director General del IDAE

Cada vez me convenzo más de que las noticias depende de quién las dice. Lo digo porque he leído un titular llamativo del diario ABC en la sección de noticias de Energuia que dice lo siguiente: "España no puede prescindir de la energía nuclear según el IDAE". Mirando en más detalle el cuerpo de la noticia, lo que parece que dice es que "España no puede permitirse el priscindir de ninguna fuente de energía; sería una imprudencia", de lo cual se deduce que tampoco puede prescindir de la energía nuclear. En definitiva, el titular podría haber sido "España no puede prescindir de la energía de la paja, según el IDAE". He buscado la noticia en la edición digital del ABC, para ver realmente la noticia de la que Energuia se hacía eco, pero no la he encontrado. Estará en la edición impresa de hoy (3/11/04), pero no me la he comprado (¡qué decepción!)

No queda ahí la cosa, porque esta noche iba a trastear la web de Crisis Energética, para haceros una reseña y me encuentro con la primera noticia que dice: "Entrevista al director general del IDAE"... así que me he dirigido al enlace de la entrevista y no he visto nada de nada. Es más, el extracto que resaltaba Crisis Energética era:

"Hay que reconocer que en estos momentos el cumplimiento de ese objetivo del 12%, también reflejado en el Plan de Fomento de las Energías Renovables, es decepcionante; y ello a pesar del gran esfuerzo realizado que se ve reflejado en los muchos “megavatios verdes” instalados y el despegue espectacular de algunas tecnologías, como la eólica. Sin embargo, el crecimiento intensivo de la demanda ha “devorado” ese esfuerzo"

Supongo que no era la misma entrevista, pero está claro que es la misma persona y las declaraciones parece que se han efectuado en días próximos.

Cualquiera que esté en un puesto institucional relacionado con la energía, debería decir que no hay que renunciar a ninguna fuente de energía, sobre todo si es el director general del instituto para la DIVERSIFICACIÓN y el ahorro de la energía. Si se le pregunta más directamente sobre la energía nuclear, no creo que diga mucho más comprometido, ya que el IDAE lleva mucho tiempo intentando impulsar las energías renovables (y les queda mucho impulso que dar). Efectuar una declaración a favor de la energía nuclear sería como echar por tierra todo este trabajo; un par de centrales nucleares podrían abastecer el equivalente a casi toda la energía eólica instalada durante los últimos años, por no decir la irrisoria contribución de la solar.""
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

¿El fin del petróleo barato?

Ya son varios los artículos que he visto encabezados con este título y en clara referencia al "¿se está acabando el petróleo?". Todos sabíamos que el petróleo, el gas y otros recursos energéticos se terminarán, pero nadie tiene claro ni cuando (diría yo que llevan 50 años diciendo que dentro de 50 años) ni cuáles son las alternativas, si las hay.

Lo que todo el mundo tiene claro es que el petróleo no se va a acabar de la noche a la mañana y empezará por una escalada de precios que algunos ya están anunciando. (¿Es esta subida el principio del fin de la era del petróleo?). Yo no lo tengo claro pero sí que ha hecho llamar la atención a muchos sectores y parece que se está empezando a tomar conciencia y posiciones (ecologistas, pro-renovables, nucleares).

Hay motivos permanentes que han hecho subir el precio del crudo (la demanda de la India y China) y otros más temporales (Irak, Nigeria, Venezuela, la crisis de Yukos en Rusia o los huracanes del Golfo de México), así que, todo apunta a que el volverá a valores más bajos, pero moderadamente altos (¿quizás los treinta y tantos previstos por Solves en los presupuestos?)

La gran pregunta es ¿nos olvidaremos de estos meses de precio caro o nos quedaremos con el susto en el cuerpo y empezaremos a plantearnos alternativas a la economía del petróleo?

Subida de precios del petroleo

Acabo de leer un artículo de opinión publicado en "cinco días" donde analiza las causas de la escalada de precios del petróleo (Texas 52$, Brent 48$). En el artículo se recurre básicamente a las leyes del mercado (equilibrio oferta-demanda) que se desarrolla de esta manera:
-Fuerte crecimiento de la demanda (de doble dígito) de China e India
-Oferta en máximos de capacidad productiva
-Incidentes que han reducido la oferta temporalmente(Irak, Nigeria, Venezuela, Noruega o Huracanes del golfo de México)
-Baja capacidad de refino en EEUU por falta de inversiones (achacadas a la regulación medioambiental que ha hecho de cuello de botella)

A esto, se incluye una prima de riesgo, ya que cualquier incidente en Arabia o Irán sería fatal.

En opinión del redactor, en primavera, la demanda volverá a bajar y la OPEP volverá a recuperar capacidad productora por lo que el precio se estabilizará a niveles de los 30$

Liberalización eléctrica en Europa

Imanol se hace eco de un artículo publicado en Andalucía Solidario y escrito por Ernest Antoine, quien realiza un análisis del proceso de liberalización del sector eléctrico en Europa. Como punto de partida, la polémica salida a bolsa del capital de Electricidad de Francia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

James Lovelock y la energía nuclear

Después de que James Lovelock, padre de la hipótesis Gaia y considerado como un gurú ecologista escribiera un artículo en el que se mostraba favorable hacia la energía nuclear, le han llovido bastantes críticas, como antes le sucediera a Gorbachov cuando se acercó al Forum de Barcelona.

En esta ocasión os resalto esta crítica, escrita por Marcel Coderch, y publicada en el madrid.indymedia
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres