Blogia
Indarki

Siemens lo deja

La noticia ha ocupado titulares importantes en secciones informativas del sector de la energía: Siemens abandona completamente el negocio nuclear.

Puede parecer que es una noticia de mucha relevancia para el mundo nuclear, como si fuese un indicativo del declive de la industria nuclear post-Fukushima... no corramos tanto.

Siemens es uno de los grandes de la industria energética pero ¿de la nuclear también? Pues no tanto y, de hecho, no tiene ningún reactor nuclear en comercialización como sí lo tienen Westinghouse o Areva.

Hace unos años, Siemens tenía una alianza tecnológica con Areva para el desarrollo del reactor EPR de la compañía francesa. Tras los problemas en el proyecto de Olkiluoto -no tengo claro si debido a ellos- hubo una ruptura poco amistosa que le costó "un poquito" a Siemens. Así que se buscó otra novia, la rusa Rosatom, para el desarrollo de un nuevo reactor.

Sin embargo, la relación no ha terminado en boda, porque Siemens lo deja antes de finalizar el desarrollo. Estando varios pasos por detrás que sus competidores, que ya tienen reactores en comercialización, tras el desastre de Fukushima que, como poco, va a hacer que muchos inversores se lo piensen dos veces, en especial en estos tiempos de escasez financiera, y con el mercado natural de Siemens, Alemania, parado en seco en lo que se refiere a las centrales nucleares, posiblemente Siemens ha hecho lo más lógico para muchos: bajarse del carro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres