Blogia
Indarki

Es el almacenamiento, idiota

¡Qué juego da versionar la famosa frase de la campaña presidencial de Clinton!

Los que defienden a capa y espada lo de las Redes Eléctricas Inteligentes lo tienen claro: estas redes buscan facilitar la incorporación de energías renovables para tener un sistema más sostenible. Se montan aplicaciones y desarrollos para que se pueda conocer qué se consume en cada momento en cada sitio. Incluso para intentar anticiparse.

La idea es buena, pero puede cogear. ¿Cuál es la eterna crítica a las energías renovables? Sí, efectivamente, que se produce cuando hay y no cuando queremos.

Si pretendemos desarrollar un sistema energético con redes inteligentes no sólo hay que considerar el intercambio de información y la inteligencia artificial del control... ¿y si no ha generación cuando queramos consumir? Para solventar este asunto, basicamente, siempre se ha utilizado una estrategia: sobredimensionar la generación, es decir, tener un parque de generación superior al necesario, en reserva, por si acaso.

Hay otras estrategias, como la gestión de la demanda, muy solicitada por los ecologistas. En este sentido existen los contratos de interrumpibilidad o las tarifas de discriminación horaria. Y por supuesto, el almacenamiento de energía, practicado en pequeña escala (si consideramos la dimensión de la red eléctrica) en las centrales hidráulicas reversibles (en hora punta se turbina, en hora valle se bombea)

La idea de las redes inteligentes tiene un enfoque más dirigido hacia la gestión de la demanda. Sin embargo, creo que es muy limitada. Creo que la gran baza de estas tecnologías es la optimización de la red y la concienciación sobre nuestro consumo pero en última instancia, la energía debe ser generada. Se escuchan ideas enfocadas al almacenamiento, como el uso de los vehículos híbridos enchufables o eléctricos como almacenamiento disperso. Yo no estoy tan seguro que realmente sean útiles.

Si queremos una buena red con generación renovable, la clave pasa por investigar, diseñar y constituir una buena estrategia de almacenamiento: centrales hidráulicas reversibles, baterías, hidrógeno, aire comprimido, sales fundidas... todas tienen sus inconvenientes y sus limitaciones. Ninguna es perfecta y por eso, no son tecnologías que abunden. Implican pérdidas energéticas y costes económicos que deben ser asociados a esas fuentes de energías no controlables.

Así que, lo dicho, está muy bien esto de las energías renovables y las redes inteligentes pero... ¡Es el almacenamiento, idiota!

... y algún día alguien tendría que dar un clase didáctica y divulgativa para el público en general sobre el sincronismo de la red, los generadores síncronos/asíncronos y qué tiene que ver todo eso con las energías renovables... alguno igual se da una sorpresa y descubre que hay soluciones que no son tan simples.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres