Blogia
Indarki

Una razón para no rebajar el presupuesto en I+D

Una razón para no rebajar el presupuesto en I+D

El ladrillo nos ha traicionado y el hormigón nos ha dejado en la estacada. No como yo pensaba hace tiempo, pero lo han hecho, que es lo que importa cuando se trata de traiciones, al fin y al cabo. Una de las locomotoras ha dejado de empujar y ha pasado a ser un vagón sin posibilidad de meter viajeros: un lastre.

Por supuesto, está el turismo. Una locomotora muy curiosa, ya que funciona muy bien cuando las cosa van bien (la gente tiene dinero para irse de vacaciones) pero cuya “eficiencia” es muchísimo menor en momentos menos boyantes. ¿Una traición? ¿Un engaño? No, cada aparato o sistema tiene su punto de funcionamiento en el que funciona mejor y el del turismo es cuando la economía va a buena velocidad. Es como un motor a reacción de un avión, su mayor eficiencia energética es cuando va a velocidad de crucero y cuando el avión está despegando, este rendimiento es una porquería.

Así que ahí tenemos, dos locomotoras de las cuales una es un lastre y la otra está a medio gas. Entonces, de esta vía ¿quién nos saca?

Digo yo que habrá que darle una pensada, buscar otras cosas, INVESTIGAR qué nuevos productos, qué nuevas tecnologías puedan, ya sea acelerar estas locomotoras o conseguir que otras sean lo suficientemente grandes para empujar del tren.

Digo yo que habrá que ponerlas en práctica, montar iniciativas pioneras, probablemente arriesgadas, pero innovadoras y prometedoras. DESARROLLAR esos nuevos mercados, esos nuevos productos y esas nuevas tecnologías.

Digo yo… porque la gente que manda no lo dice y han decidido que el presupuesto en I+D puede reducirse en un 37%.

Pues vale, para salir de esta situación empantanada nos fiaremos de alguien que nos ha engañado (el ladrillo) y de otro que sólo empuja cuando las cosas van bien (el turismo)… ¿o no?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres