Blogia
Indarki

Por qué amo al carbón

"Mucha gente me ha acusado de odiar el carbón. Nada más lejos de la realidad.

Reconozco que sin el carbón, nunca habrían sucedido los grandes logos de la humanidad en arte, arquitectura y literatura. Sin el carbón, la ciencia nunca nos habría investigado y explicado el mundo. Sin el carbón, el ascenso del hombre (y la mujer) no habría sido posible."

Con estos dos curiosos dos párrafos comienza un artículo titulado "Why I love coal (in its proper place)", escrito por Kurt Cobb, al que no tengo el placer de conocer y al que he llegado únicamente porque lo han enlazado desde The Energy Bulletin.

Es un artículo interesante, un tanto poético y que mira hacia el carbón desde otra mirada: "Amo especialmente la antracita porque representa la forma más pura del carbón que contiene el mayor carbono por unidad de volumen", "Durante millones de años -- no, cientos de millones de años -- el carbón no ha pedido nada salvo que lo dejen sólo", "Desgarrado de su verdadero hogar, el carbón empezó un indeseado viaje desde su lugar de descanso en la tierra hasta los hornos, las incineradoras o las calderas en todas las esquinas del mundo"... son algunas de las perlas.

El original es en inglés y la traducción es mía. Como siempre, se admiten correcciones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres