Blogia
Indarki

El papel del carbón en el siglo XXI

¿Puede llegar considerarse el carbón una energía del siglo XXI?

Es una posibilidad que se plantean aquí y más alla de lo irracional que nos pueda parecer por sus implicaciones ambientales, se apuntan una serie de indicadores que podrían mostrar una tendencia. Es corto e interesante, así que lo recomiendo leer. Empieza con una pequeña evolución histórica continúa con una serie de datos actuales y finaliza con una conclusión: lo deseable con respecto al carbón es que se combine con tecnología de captura de carbono, pero estas tecnologías todavía están en una situación demasiado incipiente. Así que si esos indicadores que señala terminan por trasladarse a una tendencia real podría ser una vuelta al pasado. En vez de economía del hidrógeno podemos volver a tener economía del carbón, con las implicaciones medioambientales que todos nos podemos imaginar.

Considero que es una reflexión interesante y dudo que el que la escribe tenga pretensiones de gurú o de profeta. Pero me da qué pensar. Con un petróleo en precio creciente. Con escasa apuesta por un sistema de generación distribuida que favorezca las energías renovables y el control del consumo energético... ¿por qué opciones se apostará? Dicho así, de repente, se me ocurren únicamente dos: nuclear y carbón... y ésta última hay reservas para cientos de años, mucho más que cualquier otra energía no renovable.

Como decía, una reflexión interesante a la que daré otros dos apuntes: no creo en las panaceas energéticas (que descubramos la fuente de energía maravillosa, buena, bonita, barata y abundante) y tampoco creo que el futuro energético se vaya (y deba) a definir por una energía, ya sea la nuclear, la solar o el carbón. Debemos jugar con las cartas que tenemos ahora. ¿Cómo las ordenamos? ¿De qué nos descartamos? ¿Cuál va a ser nuestra carta estrella?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres