Blogia
Indarki

¿Algas revueltas?

¿Se está moviendo algo en el sector de las algas para aplicaciones energéticas?

En lo que va de mes, ya son tres artículos los que han aparecido en los boletines electrónicos de una de mis revistas de cabecera, Renewable Energy World (REW): el 12 de junio, el 17 de junio y el 22 de junio.

Más allá de las interesantes perspectivas energéticas que  puedan tener las algas, no recuerdo ninguna tecnología a la que le hayan dedicado tanto espacio en una revista con una contribución tan escasa en el balance energético mundial... tan escasa que me atrevería decir que es nula.

Según algunas voces, las algas pueden ser el origen de los biocombustibles de tercera generación (actualmente, los de segunda están peleando por salir adelante), con unas perspectivas muy prometedoras para dentro de... varias décadas.

¿Es una casualidad o ha sucedido algo para que REW le dedique tres artículos en un escaso plazo de 10 días? ¿Los avances que están publicando son suficientemente (r)evolucionarios como para aumentar las expectativas? ¿O es todo lo contrario: necesitan una inyección de capital y, de una forma encubierta, estos artículos constituyen un marketing a la caza y captura de inversores en un momento en el que el dinero para aventuras no abunda?

Vuelvo a escribir un post que, más que ayudar a explicar el sector energético, lanza preguntas y dudas. A lo mejor alguno de vosotros tiene la respuesta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Armando Gascón -

Una castaña. Me alegro que los investigadores cobren, para lo poco que se fomenta en España. Pero es un callejón sin salida.
En cuanto se va a la economía de escala el costo de plástico simplemente lo hace inviable. El cálculo más elemental lo demuestra, y el que no acepte lo que digo, calcule él la superficie necesaria para producir combustible para 300 millones de autos en EE.UU.

Agreguemos que purificar el combustible exige gasto de energía, y además librarse de un volumen y masa de algas simplemente abrumador.
Pensar que se puede colectar microalgas ¡con centrífuga! y extraer su combustible y eso con valor económico positivo es risueño. Agregamos que cultivar las algas, la especie que sea, en abierto, inmediatamente se contaminarán con otras especies perniciosas, como cualquier cultivo.
En fin, una castaña por no llamarlo una estafa al ingenuo inversor.
Eso sí, la solución para dentro de diez años. ¡Como la fusión nuclear!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

indarki -

Muchas gracias.
Cualquier noticias, reportaje nota de prensa será bienvenida.

fgomez -

Indarki, recientemente he entrado a participar en el subgrupo de trabajo de microalgas que desde BIOPLAT se ha creado. Te mantendré informado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres