Blogia
Indarki

Revolución energética contra la pobreza

Hoy en día es difícil plantear una estrategia energética, ya sea revolucionaria o evolucionaria, que no se analizada bajo el filtro del cambio climático: ¿en qué medida afecta o mitiga al cambio climático? ¿es mejor o peor que otras alternativas?

Y está bien, pero todo reto tiene muchas aristas y el cambio climático no es la única cara que muestra el panorama energético. El problema es que el cambio climático es dialecticamente fagocitador: se come cualquier otra faceta, hace mostrar una única cara del problema, como si convirtise cualquier forma en una cinta de Moebius.

No niego el cambio climático, pero hay otras aspectos que hay que tener en cuenta: la pobreza, estúpido, la pobreza.

Me lo recuerda un interesante artículo de Público: La ONU pide una "revolución energética" contra el cambio climático y la pobreza. Y el título es clarificador; no nos podemos olvidar de la pobreza y de lo que el modelo energético puede hacer por combatirla. Alguno puede pensar que la lucha contra el cambio climático puede ayudar a luchar contra la pobreza. Podría hacerlo pero podría no hacerlo porque hay estrategias de lucha contra el cambio climático que son bastante neutras hacia la probreza (ni bien, ni mal, ni la fomenta, ni la combate) pero lo que es seguro es que unas buenas estrategias energéticas encaminadas a la lucha contra la pobreza inevitablemente ayudan al cambio climático.

Por eso me gustó mucho cuando descubrir algunos de los argumentos del ecologismo escéptico de Bjorn Lomborg y Manuel Toharia, que se cuestionan hasta qué punto el cambio climático es el GRAN problema de nuestro tiempo o si estaremos olvidando otros muchos retos a los que nos enfrentamos. Pero el cambio climático es dialecticamente fagacitador y los ha tachado de negacionistas.

El petróleo genera cambio climático, conflictos y pobreza... ¿cuál de los tres problemas derivados del problema es más grave? No seré yo quien lo diga pero si el discurso dominante es que hay que actuar con estrategias contra el cambio climático dejando de lado el resto de los problemas, no me gusta el discurso dominante porque erra en el diagnóstico. Terminaremos con el cambio climático, pero al final del viaje (o durante) nos encontraremos con más conflictos y pobreza.

Según el artículo de Público, 1.600 millones de personas en el mundo no tienen acceso a la electricidad y creo recordar que las personas que subren de hambre en el mundo llegan a 1.000 millones... háblales a ellos de cambio climático.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres