Blogia
Indarki

El precio de la electricidad en un automóvil

Me he puesto a hacer unas cuentas sobre cuánto cuesta la electricidad consumida en un automóvil, teniendo en cuenta el coste del combustible y el rendimiento del motor, a partir del cual se cargan las baterías que suministran la energía eléctrica necesaria para encender las luces, los sistemas electrónicos o el radio-CD.

Mi pretensión era compararla con el precio de la electricidad procedente de la red en un intento de lo que podría pasar si los vehículos híbridos viniesen equipados con un kit adicional de carga de baterías a partir de la red eléctrica de nuestra casa. ¿Merecería la pena el sobre coste del kit? ¿Nos molestaríamos en estar pendientes de recargar las baterías de nuestro automóvil híbrido? Más aún, ¿podrá ser una diferencia de precio lo suficientemente relevante como para que busquemos un coche con las baterías más capaces y eventualmente, saltar al 100% eléctrico?

Otra comparación curiosa que me apetecía hacer es con el kWh fotovoltaico. ¿Llegará a ser interesante montar un panel en el techo del coche?

He tomado unos datos de partida para hacer los números y me da que el precio del kWh producido en un coche es de casi 60 ptas (360 €/MWh), lo que supone un precio sensiblemente más alto que el precio de la red, que podríamos redondear en 19 ptas/kWh (unos 113 €/MWh). Esto supone que si en vez de comprar el combustible, recargamos las baterías desde la red nos ahorramos 77 céntimos por cada litro que sustituyamos.

Otra curiosa comparación es que las 60 ptas se acercan al precio de la prima fotovoltaica (66 ptas/kWh), así que podríamos pensar que en breve sería rentable económicamente instalar paneles fotovoltaicos en los techos de los coches; creo que andaríamos despistados. Tened en cuenta que un panel en un techo de un coche está muy lejos del rendimiento energético de una instalación convencional, ya que no tiene la orientación óptima y no siempre va a estar en una zona iluminada. Aunque quizás en algunos vehículos de alta gama o de usos especiales donde la autonomía sea clave puedan llegar a verse.

Mi predicción (de la que seguro que me tendré que retractar en el futuro): en el momento en el que los coches híbridos incorporen kits de recarga de baterías a partir de la red eléctrica reduciremos mucho el consumo de combustibles y daremos un salto definitivo hacia un trasporte más electrificado.

Y la pregunta del millón... ¿cómo encaja en este contexto la economía del hidrógeno y las pilas de combustible? ¿Qué papel van a jugar las compañías productoras y distribuidoras de derivados del petróleo para el transporte? ¿y las eléctricas?

____________________________________________________________
Anexo. Cálculos

Datos de partida:

Rendimiento eléctrico del motor-alternador: 35%
Precio del combustible: 1,130 €/litro
Poder Calorífico: 10.500 kcal/kg
Densidad: 750 kg/m3
Precio MWh en red: 113€; 18,8 ptas (coste marginal del kWh incluidos impuestos) El precio en el pool puede rondar los 50 €/MWh

Resultados

Precio resultante de la electricidad: 352,52 €/MWh ; 58,65 pta/kWh
Energía producida por 1 litro de combustible: 3,21 kWh
Ahorro si producimos esa energía desde la red: 0,77 €

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Exar -

Gran parte del coste de la gasolina viene de los impuestos, si se redujera el consumo de gasolina de forma sensible el gobierno trasladara esos impuestos a otro producto, pero al final los pagaremos igualmente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Colomer -

Puedes tener un híbrido hidrogeno-eléctrico que lo conectes todas las noches a la red para tener energía suficiente como para ir al trabajo y un depósito de hidrógeno para poder almacenar la energía que se requiere en los viajes largos y poder repostar por el camino en hidrogeneras. Creo que es la combinación que a largo plazo triunfará.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres