Blogia
Indarki

La certificación del origen de la energía (y II)

El pasado capítulo, terminé concluyendo que uno de los aspectos interesantes desde el punto de vista de marketing de empresa, es la posibilidad de vender "energía verde" pero que el sistema eléctrico dificulta la posibilidad de identificar y garantizar el origen de la energía que nos venden.

La idea de la certificación del origen no es que te venden "energía verde", si no que te garantizan que toda la energía que te venden y que llaman "verde" está soportada por un generador que la produce.

En empresas que se dedican a la generación y a la venta de electricidad (realmente, dos empresas jurídicamente separadas pero con una misma empresa matriz) es más fácil de verlo.

Pepito es una empresa eléctrica que tiene dos filiales. Pepito Generación y Pepito Comercialización. Pepito Comercialización saca una promoción en la que vende "energía verde" y para eso encarga la certificación a una empresa externa. Esa empresa externa certifica que si Pepito Comercialización ha vendido 100 MWh de "energía verde", Pepito Generación ha generado esa cantidad o más de energía con fuentes de "energía verde".

Así de simple… y por ser así de simple en un sistema eléctrico complejo, puedes encontrar unos cuantos agujeros:

¿Fomentas las energías renovables? No tiene por qué. El ejemplo es el caso Iberdrola. Esta empresa incluía entre su "energía verde" las grandes centrales hidráulicas. Teniendo en cuenta eso, Iberdrola ya tiene mucha generación "verde". Lo único que hace ahora es sacar un nuevo producto de marketing, la "energía verde", la vende más cara y como tiene suficiente generación de ese tipo, no tiene por qué preocuparse. Ese sobre–precio lo puede invertir en cualquier otra inversión, desde el fomento de las energías renovables hasta el aumento de los dividendos, pasando por inversiones en telecomunicaciones o la construcción de una central de carbón.

Otra orientación es Electra Norte, que tiene producción únicamente en energías renovables y su inversión es únicamente en energías renovables, así que sabes perfectamente que todos los beneficios que tengan serán para inversiones energías renovables.

Sin embargo, todas estas vendedoras de electricidad toman energía del pool y por lo tanto es una mezcla de generación (mix de generación). Hay quien opina, por lo tanto, que plantear una certificación del origen de la energía es absurdo. De hecho, lo es de una manera física, aunque no virtual.

Parece que el Gobierno pretende que se certifique la electricidad de origen renovable. Greenpeace defiende que se certifique toda la energía, que tú, en tu factura, puedas ver de dónde has comprado esa energía, independientemente de que compres o no "energía verde".

Como mucho, podremos hacer una correspondencia entre venta y generación virtual y aquí, si pretendemos certificar todo, podremos encontrar ciertas dificultades… porque todo tiene que cuadrar y si no lo hacemos, echamos al traste todo el sistema de certificación.

Está claro que la parte que corresponda a contratos bilaterales entre generadores y vendedores de electricidad (fuera del pool), el origen es sencillo de definir. Aún así, hay que dejar claro que al pasar por la red eléctrica, no es posible identificar físicamente esa electricidad. El pool y los contratos bilaterales son acuerdos económicos y contractuales, no transporte físico.

Más complejo es el pool. En realidad es una bolsa a la que acuden todos los generadores y todos los vendedores de energía. ¿Quién compra a quién? En realidad, todos a todos. Por lo tanto cuando compras un kWh compras una fracción de kWh de cada una de las centrales en funcionamiento en ese momento. Volveríamos a encontrarnos con el mix de generación. Esto bien se podría explicitar en una factura (a% en carbón, b% en eólica, c% en nuclear, etc....)

Podríamos ir más allá. Un generador llega a un acuerdo con un vendedor de energía, de tal forma que el generador respaldará con sus parques eólicos la energía eléctrica vendida por un determinado vendedor de electricidad. De esta forma, se podría asignar toda esa energía a ese vendedor. En ese caso habría que hacer un nuevo cálculo del mix de generación para ser puesta en la factura, ya que se "han sacado" un determinado número de kWh de ese mix para ser asignados directamente a un determinado vendedor.

Si son varios generadores y varios vendedores los que llegan a estos acuerdos, habría que ir descontando estas cantidades del mix, con lo que el mix de generación resultaría el residual. Lo lógico es pensar que primero se llegasen a acuerdos con "energía verde", por lo que el mix de generación resultante sería "muy contaminante". Cualquier vendedor de energía que no llegase a estos acuerdos estaría "vendiendo" este tipo de energía y podría perder clientes.

Creo que esto último es lo que pretende Greenpeace… no que se venda energía muy contaminante, sino que se ponga de manifiesto esta venta. Por eso en la noticia que ya enlacé, GP reclama que se certifique toda la energía y no sólo la renovable. GP habla de que estos certificados estén asociados a electricidad física, que ya he comentado esto es imposible (deberías tener un cable directo desde la central hasta tu casa) pero creo que en realidad lo que se refieren a que no exista un mercado paralelo. Es decir, que si un generador y un vendedor llegan a un acuerdo y el segundo obtiene un "certificado de energía verde", no lo pueda revender a otro vendedor si es que le sobra y este último lo necesita.

Tres últimos aspectos:

El primero, ¿por qué un generador estaría dispuesto a llegar a esos acuerdos con los vendedores si para vender esa energía no lo necesita? Os recuerdo que según las reglas del pool funcionan las centrales más baratas. Quizás porque los vendedores estén dispuestas a ofrecer dinero a cambio. De esa forma, a estas centrales les sale más rentable funcionar y podrían ofrecer energía en el pool a un precio más barato. Conseguiríamos una prima adicional a las energías más ecológicas, pero no vía presupuestos generales del estado, sino gracias al mercado libre.

El segundo, la electricidad no son tornillos, no se puede almacenar. Por lo que además de la cantidad generada y vendida hay que tener en cuenta el momento en el que se genera. Anteriormente ya dije que el pool es una bolsa con un solo activo, la electricidad. Esto lo simplifica, pero por ser un activo no almacenable, tiene que negociarse y contratarse en cada una de las franjas horarias. Esto se hace ya y la certificación del origen de la energía debería tenerlo en cuenta. No sólo que un determinado generador lo hace en una cantidad suficiente para amparar la venta de un vendedor, si no que tiene que ser en el mismo momento.

El tercero, recordar que las energías renovables "especiales" (por ejemplo, la gran hidráulica no) entran siempre... Por lo que si reciben un sobre-precio vía contratos con vendedores de energía no significaría que "entran antes" si no que resultan más rentables. Y cuando algo es más rentable, las inversiones son más altas.

Bueno, creo que doy por terminado estos de los certificados del origen (de momento). Espero haberos aclarado un poco.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

paez melo juan camilo -

estoy buscando el origen de la energia y no lo encuentro

jana -

no se muestra lo k se necesita...***
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

indarki -

Ya he corregido el enlace. Por si acaso, este es:

http://indarki.blogia.com/2006/020301-la-certificacion-del-origen-de-la-energia-i-.php

Y, directamente, en el listado de archivos, es de fecha 03/02/2006.

awifredo -

Hola Indarki, no encuentro tu articulo sobre la certificación del origen de la energía parte I. El link no va....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres