Blogia
Indarki

Las nuevas centrales térmicas

Desde el inicio en la tramitación de las primeras centrales térmicas de ciclo combinado (de gas natural) ha habido cierta oposición por grupos ecologistas y otra población en general. En algunas zonas, su implantación ha pasado desapercibida y se han construido sin dificultad. Sin embargo, en otras, la oposición social ha sido muy fuerte (por ejemplo, en Arcos de la Frontera o la de Boroa-Vizcaya) e incluso, pudiera haber sido importante para que no se construyan (¿Morata de Tajuña, Sevilla?)

Uno de los argumentos para justificar un proyecto de estas características siempre era la demanda energética y la necesidad de construir nuevas centrales para abastecerla. Si sumamos esto a un sector en creciente competencia y con nuevos agentes entrantes tanto nacionales (Gas Natural) como extranjeros (ESB) llevó a una saturación de solicitudes de nuevas centrales que desbordaba a la administración y que suponía algo inasumible por parte de los grupos ecologistas.

Esta situación de inasumibilidad se basa en un error: no todas las centrales van a construirse. Las empresas no saben cuáles son los proyectos que más interesaban ni cuáles iban a salir, por lo que planteaban varios emplazamientos con objeto de no quedarse atrás frente a la competencia. Esto nos lleva al desbordamiento de la administración que hablaba. De todas formas, si las empresas tenían capacidad financiera y la situación fuese favorable, no dudéis que irían a construir todas las centrales que puediesen. Como decía, supone comer terreno a la competencia.

Si bien soy claramente partidario de las centrales de ciclo combinado como solución a medio plazo y transitoria hacia un nuevo sistema energético, no era razonable esa situación con un montón de proyectos fantasma y un desbordamiento de trámites administrativos.

Ahora, con varios miles de megawatios instalados de ciclos combinados y cuando el problema ya no es tan acuciante, empiezan a sacar propuestas.

La más importante, es la necesidad de depositar un aval por un pequeño porcentaje del presupuesto del proyecto. Esto eliminará muchos de los proyectos fantasmas. Cualquiera, con un poco de formación técnica puede empezar a iniciar un trámite medioambiental. Si quieres que el expediente sea más serio, tiene que haber un cierto soporte técnico y financiero que cualquier empresa grande lo puede conseguir. El grupo Villar Mir se ha dedicado a eso. Ahora, los nuevos proyectos van a ser más serios, si es que tiene que poner un "pequeño" aval de 2 millones de euros.

Hoy he leído una proposición no de ley que ha salido de la comisión de Medio Ambiente. ¡Vete a saber en qué queda esto! Lo propone Izquierda Unida e insta al Gobierno a:

1.- Llevar a cabo todos los trámites necesarios para realizar una evaluación de la validez de los modelos de predicción de inmisión de contaminantes mediante su comparación con datos reales.

2.- Llevar a cabo todos los trámites necesarios para tener en cuenta el aumento de la formación de ozono troposférico en los alrededores de las plantas en las evaluaciones de impacto ambiental y sus efectos económicos.

3.- La evaluación de la validez se realizará mediante convenios con las Comunidades Autónomas con competencias en la materia.

Tengo que decir que no me parece bien, sobre todo el punto 1, ya que cada empresa utiliza el programa de modelización que considera más adecuado para garantizar que con su central no se superarán los límites de la ley para la contaminación en el aire. Si surge alguna duda o hay rechazo social, parece que se pone en duda el modelo. Pues que la Adminstración se involucre y que se pronuncie sobre los modelos con los que se siente seguro y en las condiciones en los que se deben aplicar.

Lo del ozono es más complicado. Sobre todo porque en las zonas cercanas a las centrales, se produce una disminución del ozono troposférico y porque estoy seguro que tiene muchísima más influencia el tráfico que las propias centrales. Los madrileños que preferirán que las centrales estén en Aceca (Toledo) tendrán mayor influencia de esas centrales en lo que se refiere al ozono, que los propios toledanos. Sin embargo, las superaciones que pueda haber en Toledo por ozono seguro que es por culpa de los coches madrileños, no por las centrales.

Bueno, retomando el tema de la proposición no de ley, tiene adjuntas una serie de enmiendas muy regionales en las que se insta ha realizar una serie de estudios en la zona de Huelva y paralizar las obras de la central de Cristóbal Colon (Huelva) y Plana del Vent. Sin comentarios.

El grupo socialista propone una redacción alternativa. Como es el grupo mayoritario en el congreso, lo transcribo. Insisto en que no tengo ni idea en qué va a quedar todo esto:

1.- Impulsar la conclusión del estudio evaluativo que actualmetne se está realizando sobre los distintos modelos aplicados a la predicción de la dispersión de gases y partículas contaminantes, incluyendo asimismo la estimación de su incidencia en la formación de contaminantes secundarios como el ozono, con el fin de determinar su idoneidad respecto al funcionamiento de las centrales térmicas, en función de las características del entorno y su comparación con los datos reales.

2.- Impulsar junto a este estudio, la realización de una guía metodológica para la evaluación de impacto ambiental de centrales de ciclo combinado, poniendo el contenido de ambos documentos a disposición de información pública para las correspondientes observaciones y su aplicación a los correspondientes procedimientos de evaluación ambiental.

AMÉN...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Pau -

Hola!
Buscando un poco a traves de google he encontrado tu blog! la verdad es que por lo que he podido ver tiene una pinta muy interesante! veo que llevas tiempo escribiendo, yo en el sector de la energia llevo relativamente poco.
Sólo queria darte ánimos a seguir con este blog y ponerme a tu disposición si necesitas que te echemos una mano.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres